Breve historia de Alicia y Mariana

Alicia es cliente del Banco “The Best”. Opera frecuentemente en él obteniendo créditos con destino al consumo, con buenas tasas y buena atención personal. El banco es muy exigente en materia de garantías, lo cual a veces retarda un poco la concesión de los préstamos.

 

Mariana es socia de CONOAC. También opera frecuentemente en la cooperativa, y a veces –según las líneas de crédito- ha llegado a mantener dos créditos vigentes simultáneamente. Las tasas son las más bajas de plaza y la atención personal muy buena. Las exigencias para la concesión son muy flexibles y el proceso de otorgamiento no supera los tres días.

 

Alicia nunca se atrasa en el pago mensual de su crédito; no paga intereses moratorios. Por ello, el banco la ha categorizado como “buena pagadora” a los solos efectos de asignarle una consideración especial en ulteriores préstamos. Nada más.

 

Mariana tampoco se atrasa en el pago mensual de su crédito. Por tal motivo, el mes pasado fue favorecida en un sorteo mensual que CONOAC efectúa entre los socios que se encuentran al día en el pago de sus obligaciones. Y aún antes de obtener el préstamo, también resultó favorecida en otro sorteo tan sólo porque había pagado en fecha su cuota de sostenimiento a la cooperativa. Ser “buen pagador” para Mariana es diferente.

 

Cuando Alicia finaliza la amortización total de su préstamo, al cabo de dos o tres meses recibe una carta personalizada agradeciéndole su buen comportamiento con el pago de su crédito y ofreciéndole otro análogo en las mismas condiciones.

 

Con Mariana ocurre algo diferente. Después de finalizar el pago de su crédito, y una vez  aprobado el balance de la cooperativa por la Asamblea anual de socios, Mariana es convocada para cobrar utilidades. Y eso por qué?  Porque como socia de CONOAC ella es dueña de una cuota parte de su patrimonio; y las ganancias de la cooperativa se distribuyen entre sus dueños, en relación al capital integrado y en relación a las operaciones crediticias realizadas por cada uno.

 

En el banco, las ganancias generadas por las operaciones de los clientes se reparten entre sus dueños (los accionistas), que no son sus clientes. En CONOAC, en cambio, los clientes son sus dueños, y por ello Mariana recibe utilidades. Cuanto más operaciones crediticias realiza, percibe mayor cantidad de excedentes. Además, Mariana tiene el control de la gestión cooperativa y elige directamente a sus autoridades. Alicia no; ella no tiene ingerencia en los negocios ni en la determinación de los directivos del banco “The Best”.

 

Entonces, Alicia y Mariana satisfacen sus necesidades crediticias, pero de modos diferentes y con consecuencias diferentes. Mientras que Alicia recibe un servicio y paga su costo, Mariana recibe también un servicio a un costo menor que luego queda disminuido o eliminado en virtud de la percepción de utilidades que retrovierten a su bolsillo: los intereses que pagó retornan incrementados. Alicia no recibe nada.

 

Cuál régimen es más conveniente? “The Best” o CONOAC? El lector tiene elementos para decidir, verdad?

Please reload